Como ya es habitual, los chicos de Digital Foundry nos traen una comparativa gráfica entre la versión de XBO y PC del esperado Rise of the Tomb Raider. A simple vista, el juego luce bastante bien, aunque deja mal sabor de boca puesto que, no hay diferencias apreciables en ambas versiones. Por tanto queda vigente nuestra opinión sobre el tema como vemos en el artículo “El lastre de las consolas”, y es que la versión de XBO equivale a gráficos alto-muy alto en PC, traducido en unos requisitos bastante inflados.

En cuanto al rendimiento, el juego esta bastante bien optimizado, moviéndose a 60 fps estables (sin la tecnología de Nvidia) en una AMD r9 290, lo cual hemos probado en nuestro propio PC. La cosa cambia con PC más modestos como nuestro PC Intel de 350 €, en el que tendremos que jugar en medio a 1080p o en alto a 720p para poder superar las 30 imágenes por segundo, mientras que en nuestro PC de 600  € para jugarlo todo nos mantenemos entre los 45-60 FPS a 1080p, lo cual no esta nada mal, y más destacando que en XBO funciona a 30fps.

 EL REGRESO DE LARA CROFT

Aún así, The Rise of the Tomb Raider es uno de los juegos más esperados, y más con el salseo que implica que llegue a PC antes que a PS4. Un juego que ha puntuado más de 9 puntos en casi todos los medios especializados, así como una gran aceptación por parte de los fans desde su relanzamiento en 2013. Podemos comprarlo por 29,99 € en Instant Gaming.