En esta ocasión traemos un artículo de opinión un poco diferente, no vamos a criticar el mundo del videojuego o vamos a alardear de la Master Race, en este artículo nos ponemos lo más serios posibles y nos preguntamos, ¿es posible revivir un PC de 11 años?

INTRODUCCIÓN

En este caso, pienso que no soy el único que tiene por casa un PC antiguo, viejo, lento y que no es capaz de hacer funcionar un navegador web o un procesador de textos correctamente bajo Windows sin que se colapse, y del cual pensamos que “no vale nada”, pero por nostalgia no lo tiramos.

Ese es nuestro caso, mi tercer ordenador y primer ordenador propio que tuve en mis manos, pasé horas y horas jugando a Lineaje II y a los emuladores de Game Boy, diseñando en Fireworks y “programando” en dreamweaver. Aprendí mucho gracias a ese ordenador y la página que dirigía en esos tiempos, Pokesite.net (ya no existe, por desgracia) me hizo pasar algunos de los mejores años de mi vida, por lo que este PC tiene algo especial que me impide llevarlo a un punto limpio o intentar despiezarlo.

Entrando en materia este ordenador (el típico de Dynos), esconde en su interior lo siguiente:

– Procesador Athlon 64 x2 4200+ a 2,2 Ghz (una castaña).
– Placa base FOXCOM socket 939.
– Ram 1×1 GB TASCEND a 667 MhzRam
– 1×1 GB Kingston a 667 Mhz.

– HDD 500 GB a 7200 RPM, con bastantes horas de uso.
– ATI RADEON HD 3850 512 mb
– Fuente alimentación 350w PHOENIX genérica.
– Caja genérica PHOENIX.

Como vemos, realmente estamos ante un ordenador que hoy en día no sirve para mucho, tareas ofimáticas, navegar, lo básico. El procesador es muy limitado y con dos Gigas de ram, tampoco podemos aspirar a mucho. La pregunta del millón es, ¿por qué va lento? La respuesta es la más sencilla del mundo, el problema es el disco duro, tiene tantas horas que hace que nuestro PC no funcione como debería.

EL PROYECTO

Una vez localizado el problema del PC nos ponemos manos a la obra. Nuestro objetivo es claro, conseguir que funcione con 4 gb de memoria ram, incluir un SSD para que el sistema funcione más fluido y una gráfica de al menos 2 gb de memoria DDR3 para las tareas multimedia y juegos poco exigentes. Pero nuestro mayor reto es conseguir actualizar la bios de nuestra máquina para conseguir un Overclock al procesador de como mínimo 2,5 Ghz.

Nuestras expectativas son simples, un PC básico para ofimática, Internet, descargas, reproducción de vídeo en HD y jugar a juegos indies como Undertale y Punch Club con fluidez así como emuladores.

En cuanto al presupuesto no queremos gastar más de 80 euros, puesto que, entendemos que con 120 euros podríamos conseguir una placa + procesador + ram + fuente de bastante mejor calidad, pero creemos que nuestro PC merece una segunda oportunidad.

BUSCANDO LOS COMPONENTES

Con 80 euros en nuestro bolsillo, la verdad, es complicado encontrar todo lo que buscamos. Lo primero que encontramos fue la memoria RAM, fue sin duda lo más sencillo. En Amazon encontramos dos módulos de memoria DDR2 a 667 Mhz por 24 euros, un precio caro en comparación a las memorias de hoy día, pero económico debido a lo complejo que es encontrar algo tan específico, además, si tuviéramos algún problema de compatibilidad las podríamos devolver. Nosotros nos informamos muy bien sobre las características de la placa, la cual soporta hasta 8 GB.

Una vez teníamos la ram teníamos que encontrar un SSD lo suficientemente económico que se ajustase a nuestro presupuesto, ya que uno básico de 32 GB vale entorno a 30 euros, lo cual no podemos permitirnos. Encontramos de segunda mano por 5 euros un SSD de 120 GB que no funcionaba. Era arriesgado, pero lo compramos para intentar arreglarlo y la verdad que fue fácil.

El SSD tenía los contactos SATA rotos, pero con un poco de ingenio y pegamento conseguimos hacerlos funcionar, eso sí, el cable SATA se queda fijo de por vida, ya que va pegado, XD.

Para la tarjeta gráfica recurrimos al mercado de segunda mano de Amazon, ya que tiene la misma garantía que un producto nuevo (2 años) pero sin el embalaje original. Nos decantamos por una Nvidia GT 610 de 2 GB de VRAM DDR3. Una gráfica muy básica, pero perfecta para multimedia, y más por 35 euros.

Finalmente la fuente, en principio no queríamos cambiarla, ya que todos los voltajes eran correctos y, además es una fuente silenciosa. Pero pensando que  el equipo iba a tener un ligero overclock la cambiaremos por seguridad, elegimos lo más económico que encontramos, una bmove de 500w por 15 euros, un precio muy atractivo aunque de una dudosa calidad.

Como extra hemos cambiado la caja por una que nos regalaron porque venía rota y rallada de fábrica. Es una caja antigua, pero muy chula, además de marca NZXT y ventiladores de 12 cm.

En total 79 €, desglosados en los siguientes conceptos.

2 GB de RAM 667 Mhz – 24 €
– SSD Kingston reacondicionado – 5 €
Tarjeta gráfica GT 610 2 GB DDR3 – 35 €
Fuente BMove 500w – 15 €
– Caja – 0 €

En los foros y páginas especializadas puedes encontrar chollos o hacer intercambios, para estas cosas es mejor la segunda mano que tirar de cabeza a la tienda, ya que, en total, nos hemos ahorrado casi 50 euros en componentes.

Si no hubieramos tenido suerte con el SSD, el presupuesto hubiera quedado así:

2 GB de RAM 667 Mhz – 24 €
SSD 60 GB Zheino – 33 €
Tarjeta gráfica GT 610 2 GB DDR3 – 35 €
– Fuente – La del equipo

En total 92 €, un precio más elevado, pero sin tener en cuenta que todas las piezas son nuevas, de segunda mano puedes conseguir la ram por unos 10-15 euros y el ssd de mayor capacidad por unos 25 – 30 euros.

En la próxima parte, hablaremos de la puesta en marcha, la instalación de componentes, el Overclock y el resultado final, manteneros atentos puesto que esto promete, veremos si es posible revivir un PC.