De la mano de TechPowerUp nos llega una información que volverá a más de uno loco, puesto que, los rumores, ya son una realidad. Gracias a DirectX 12, Windows 10 será compatible con configuraciones multi-GPU (dos o más tarjetas gráficas) sin importar la marca. Esto ha sido probado en el famoso benchmark del juego Ashes of Singurality, eso sí, ambas bajo la API DirectX 12_0.

Para probar el rendimiento de dicha API se elegido una configuración Radeon R9 Fury X junto a una GeForce GTX 980 Ti, ambas compatibles con la tecnología multi-GPU (Sli/Crossfire) consiguiendo un rendimiento inesperado, ya que se ha llegado a conseguir un 175% de rendimiento por gráfica.

Es cierto que esta tecnología está algo verde, pero hace unos años, cuando empezó a comercializarse la tecnología multi-GPU nadie pensaría que veríamos a AMD y Nvidia trabajar codo a codo en el apartado gráfico, con lo que quién sabe el futuro que nos deparará la nueva API de Microsoft.

multi-gpu-nvidia-amd