A todos nos pasa que, cuando montamos nuestro PC dedicamos tanto tiempo en estudiar el hardware de nuestro equipo que, a la hora de elegir los periféricos para este no dedicamos el tiempo suficiente y los elegimos “a voleo” sin tener en cuenta algunas pautas y más si vamos a comparar monitores gaming para adquirir uno.

Salidas de vídeo, tasa de refresco, tiempo de respuesta, resolución… son algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir nuestro monitor, no solo que nos guste el diseño, un monitor gaming no tiene por que tener un diseño agresivo o iluminación led, te lo explicamos a continuación:

Monitores Gaming – Resolución

La resolución de nuestro futuro monitor gaming es el aspecto más importante a la hora de elegirlo. Todos sabemos que montar una GTX 980 ti en un monitor con una resolución máxima de 900p es una locura, pero cosas más descabelladas se han visto.

Ten en cuenta tus necesidades, pienso que la palabra “necesidad” es la más usada en todos mis artículos, puede que suene repetitivo, pero es un aspecto clave. Si tenemos una tarjeta gráfica que rinde a 1080p es una tontería invertir en un monitor con una resolución nativa de 2k o más (1440p) por el simple hecho de que el equipo no va a rendir como debería y esa penalización va a afectar a nuestra experiencia de juego.

Por otro lado, tampoco te quedes corto, el estándar tiene que ser Full HD (1080p), si tu tarjeta gráfica no puede con esa resolución podremos configurar desde el menú del juego la resolución optima, pero para tareas de escritorio, navegar, ver películas, etc, 1080p es lo justo y necesario.

Si tienes claro que tu tarjeta gráfica puede con resoluciones altas o, en el futuro la vas a tener, puedes adquirir un monitor 2k, pero ten en cuenta que la tasa de refresco de estos monitores son de 60hz, más abajo te lo explicamos, por lo que tendrás que sacar tus conclusiones al final del artículo.

Monitores Gaming – Tasa de refresco

¿Cuántos herzios (Hz) debe de tener mi monitor? Te sorprenderá saber que esta es la pregunta que más se hace la gente a la hora de comprar un televisor, pero es la que se pasa por alto a la hora de comprar un monitor o incluso un monitor gaming para nuestro PC.

No os vamos a engañar, las televisiones con 1.000 Hz son puro marketing. Todos los televisores, o al menos la gran mayoría, funcionan a una tasa de refresco de 59 Hz máximos (lo que vendrían a ser 60 fps). Lo que pasa es que tienen un sistema propio que hacen que la sensación de refresco sea superior, el famoso Clear Motion de Samsung por ejemplo.

En los monitores es distinto, existen monitores de 60 Hz, 80 Hz y 144 Hz. Esto se traduce en que el máximo de imágenes por segundo que puede mostrar el monitor será de 60, 80 o 144 FPS. Entonces te preguntaras… “Yo desactivo la Sincronización vertical y consigo 335 FPS, ¿cómo va a ser 60 el máximo?. Muy sencillo, el máximo de imágenes que puede proyectar el monitor es de 60 frames por segundo, si la tarjeta gráfica le envía más de 60 frames es posible que el monitor se colapse y muestre corrupciones en la imagen, pantallazos, etc, por eso es recomendable tener activada la Sincronización Vertical si tu PC es capaz de mostrar más de 100 imágenes por segundo.

Entonces, a la hora de elegir un monitor gaming, ¿qué debemos tener en cuenta? Si eres un usuario que quiere jugar, disfrutar del juego y no calentarse la cabeza, lo normal es adquirir un monitor con una resolución FullHD (1080p) con 60 Hz y un tiempo de respuesta inferior a 5ms (lo explicamos abajo).

Si eres un entusiasta tienes dos opciones:

  • Monitores Gaming Competitivos: Para League of Legends, CS.GO, Battlefield, COD, es decir, MOBAS y Shooters, es recomendable monitores con más tasa de imágenes con segundo (144Hz).
  • Monitores Gaming: Para juegos en general con una gran carga gráfica, para poder disfrutar de ellos con una mayor resolución escoge un monitor 2k.

Monitores Gaming – Tiempo de respuesta

El tiempo de respuesta de un monitor es la cantidad que necesita un pixel para cambiar de un color o tonalidad a otra y luego volver a su color original. Por lo que se supone que un monitor de 1ms tendrá ventaja ante uno de 5ms a la hora de mostrar la imagen. Por ello en el terreno competitivo se utilizan monitores con un tiempo de respuesta bajo. El único problema es que los monitores con mayor calidad de imagen tienen mayor tiempo de respuesta (IPS), mientras que, los monitores con menos tiempo de respuesta utilizan otro tipo de paneles (TN).

Monitores Gaming – Panel IPS o TN

 Es otra de las cuestiones que se tienen en cuenta a la hora de elegir un monitor. Por lo general y, como experiencia personal, los monitores IPS muestran colores más vivos con un tiempo de respuesta alto (unos 5-8ms) mientras que los monitores TN tienen unos colores más “líquidos” y apagados, aunque el tiempo de respuesta oscila de entre 1 a 3 ms, por lo que es un tiempo de respuesta bastante bajo.

IPS Izquierda, TN Derecha (Fuente Reddit)

Como gustos hay colores, y monitores gaming también. Por lo que tienes que encajar las piezas:

  • Monitores Gaming Competitivos: Resolución FullHD, Tasa de Refresco 144 Hz, Tiempo de respuesta 1ms, el panel es sin duda TN.
  • Monitor Gaming: Resolución 2k (1440p), Tasa de Refresco 60 Hz, Tiempo de respuesta 1ms, el panel es IPS.

Pero, los jugadores humildes, ¿qué tenemos que tener en cuenta?. Si jugamos, vemos películas, navegamos y nos gusta la edición, nuestro monitor adecuado es, sin duda con panel IPS. Por el contrario si jugamos mayormente a juegos Online nos decantaremos por un monitor TN.

Monitores Gaming – El tamaño

A estas alturas puede parecer algo obvio, pero el tamaño es algo que condiciona todo lo que hemos visto hasta ahora. No tiene sentido comprar un monitor 4K si el tamaño de este es de 22″ pulgadas. Aunque creas lo contrario, es un desperdicio malgastar el dinero en un monitor con tan poco tamaño, puesto que la diferencia será mínima. Por tanto ten en cuenta el tamaño del monitor, el estándar es 22, 24 y 27 pulgadas respectivamente, compra el que necesites.

Monitores Gaming – Salidas de video

No estamos de broma, las salidas de video de nuestro monitor pueden influir en TODO lo que hemos visto hasta ahora. Si compramos un monitor de 144hz y lo conectamos a nuestro PC por HDMI, este no sobrepasará las 60 imágenes por segundo puesto que el puerto HDMI lo limita. Por ello debemos conectarlo a través de DVI o Displayport (si lo incluye).

Monitores Gaming – Conclusiones

A la hora de elegir un monitor, tanto normal como Gaming, tienes que tener en cuenta tus necesidades. El tamaño del monitor es lo primero en lo que nos fijamos pero hay más aspectos a tener en cuenta como la resolución (el estándar debe de ser 1080p), la tasa de refresco o el tiempo de respuesta. También deberemos elegir entre un panel IPS (para mayor calidad de colores) o TN (para un bajo tiempo de respuesta), para un uso estándar nos decantaríamos por el IPS. Por último no límites las características del monitor por usar el puerto incorrecto. Utiliza siempre salidas DVI o HDMI y olvidate para siempre de la salida VGA. Por otro lado, si el monitor que eliges tiene una tasa de refresco mayor a 60 Hz, no uses el puerto HDMI y decántate por el DVI o el Displayport, con ello conseguirás una experiencia de juego formidable.