Los procesadores Intel 1150 representan la anterior generación de procesadores basado en la arquitectura Haswell. Estos son, sin duda, una apuesta segura en cuanto a calidad, rendimiento y consumo. El fuerte de los procesadores Intel 1150 son, entre otras cosas, la variedad que existe bajo esa arquitectura, desde procesadores de dos núcleos para oficina de dos núcleos, hasta bestias con cuatro núcleos físicos que son capaces de emular otros cuatro más para tareas que requieren mucha carga. Por ejemplo, si vas a procesar un video y a la vez quieres jugar, el procesador repartirá las tareas entre ocho núcleos cuando sea necesario.

PORQUE ELEGIR PROCESADORES INTEL 1150 FRENTE A AMD

Intel es sin duda la empresa de microprocesadores con más popularidad en el mundo de la sobremesa, muestra de ello son los procesadores Intel 1150. Pero, ¿a qué se debe esta popularidad? Muy sencillo, Intel se centra en crear procesadores que den el máximo rendimiento con el menor consumo posible, por lo que generalmente la frecuencia de sus procesadores suele ser inferior a AMD, pero como vemos en este articulo, la frecuencia no indica potencia.

Los procesadores Intel 1150 tienen núcleos muy potentes, capaces de desarrollar cualquier tarea de forma eficaz. Quizás, estos núcleos bajo carga máxima tienden un poco a saturarse más que los de AMD, pero esto no quiere decir que nos vaya a ocurrir a nosotros. Si tenemos un procesador de dos núcleos y le exigimos por ejemplo tareas como convertir video y a la vez jugar a algún juego, lo normal es que se colapse. Esto no solo pasa en los procesadores Intel 1150, sino que puede ocurrir en cualquier procesador de dos núcleos (por ejemplo un AMD A4).

Como vemos en este video, un procesador de ofimática con una tarjeta gráfica decente es capaz de correr juegos actuales.

Por tanto si necesitas un PC potente, con un TDP o consumo bajo, más rendimiento por núcleo y no estar en la obligación de comprar un disipador de mejor calidad, quizás la gama Intel 1150 sea lo que buscas.

Pros Intel 1150:

  • Rendimiento impresionante.
  • Perfectos para cualquier tarea.
  • Eficientes, con un consumo muy bajo
  • Modelos para overclocking.
  • Con memoria de vídeo (GPU) integrada en todos sus modelos.
  • Núcleos polivalentes.
Contras Intel 1150:

  • Precio excesivo, los i7 pasan los 300 euros, inalcanzable para algunos bolsillos.
  • Sin modelos de 8 núcleos físicos (existen en otros sockets de Intel)
  • GPU muy básica, a la Intel HD Graphics le queda mucho por mejorar.
  • Hay que pagar más para hacer overclocking.

PROCESADORES INTEL 1150 SEGÚN TUS NECESIDADES

Como hemos visto hay bastantes modelos en el socket Intel 1150. Todos son eficientes, pero dependiendo del uso que busques, es conveniente elegir uno u otro puesto que, aunque hay poco margen de maniobra (dos o cuatro núcleos), nuestra elección tendrá repercusión directa en el rendimiento.

Para ello nos vamos a centrar en las gamas Celeron/Pentium, i3, i5 e i7. Similares en muchos aspectos, pero muy diferentes entre sí:

INTEL 1150 PARA OFICINA Y EL HOGAR

Los modelos de dos núcleos del socket Intel 1150 son Celeron y Pentium. Perfectos para cualquier tarea de oficina como navegar, procesadores de texto, programas de empresa, reproducción de audio y video e incluso juegos con poca carga gráfica como League of Legends o CS:GO, eso sí, no a más de 30 FPS sin tarjeta gráfica dedicada.

intel 1150 pentiumSegún el modelo esta potencia irá aumentando, encontrándonos una franja de precio de entre 35 euros a 70, muy económicos y con un gran rendimiento y un bajo consumo.

De todos los modelos de dos núcleos que existen en Intel 1150, nos quedamos con uno un poquito especial, el Intel Pentium g3258. Este modelo es un poco especial puesto que, no solo es el más potente dentro de su gama, sino que también tiene la peculiaridad de venir desbloqueado (en honor a su 20 aniversario), por lo tanto es perfecto para cualquier uso cotidiano, y si en el futuro queremos jugar a juego potentes o necesitamos más rendimiento si cambiar de procesador, el Intel 1150 pentium g3258 es sin duda una gran opción puedes encontrarlo en Amazon por unos 70 euros. Aunque recuerda, dos núcleos pueden llegar a colapsarse en juegos actuales.

INTEL 1150 PARA GAMING

Como hemos visto, los procesadores Celeron y Pentium son perfectos para cualquier tarea, incluso jugar, pero no de una forma óptima, ya que son dos núcleos en total. Esto nos limita en muchos juegos que vienen bloqueados “de fabrica” (como el Farcry 4) que nos exige por fuerza tener un procesador de cuatro núcleos (ya sean físicos o lógicos) para jugar. Esto se puede solucionar crackeando el juego, pero puede conllevar riesgos legales. Por otro lado, los juegos actuales estan empezando a aprovechar al máximo cuatro u ocho núcleos, por lo que usar procesadores doble-núcleo es insuficiente. En este video vemos como se colapsa el Pentum g3258 produciendo stuttering (altas bajadas de fps en poco tiempo).

Por ello, dentro del socket Intel 1150 debemos elegir para jugar como mínimo un i3 (2 núcleos físiscos y 2 núcleos virtuales), el más recomendable es sin duda el Intel Core i3 4160, con una frecuencia de 3,6 Ghz, cuatro núcleos (dos físicos y dos virtuales) ofrecen un rendimiento extraordinario por un precio aproximado de 105 euros. Esto seria, el mínimo recomendable para la actual generación.

intel 1150 i5 4460Pero, ¿es realmente el i3 4160 el procesador Intel 1150 que recomendamos para gaming?. La respuesta es NO, realmente solo lo recomendamos si tu presupuesto es ajustado y quieres invertir en una tarjeta gráfica mejor por ejemplo. El procesador que recomendamos es el procesador Intel 1150 i5 4460, el cual lo podremos encontrar normalmente por 50 euros más que su hermano pequeño. Estamos ante un cuatro núcleos (físicos) con una frecuencia de 3,2 Ghz (con bost a 3,4) que puede desempeñar cualquier juego actual sin despeirnarse, mientras que, el i3, bajo carga le cuesta más, lo que significa un menor frame rate en juegos como The Witcher 3 o Batman Arkham Knight.

Por tanto la mejor alternativa para gaming es el procesador Intel 1150 i5 4460 por su potencia, bajo consumo, estabilidad y precio. Lo podemos encontrar en Amazon por un precio aproximado de 150 euros.

INTEL 1150 PARA TRABAJAR

El problema con Intel, y más concretamente con el socket Intel 1150 es, sin duda, como proceder a la hora de trabajar, puesto que si necesitamos darle mucha carga al procesador nos podemos ver en problemas, ya que si necesitamos más de cuatro núcleos físicos nos tenemos que salir de este socket “estándar” y optar por otros más enfocados a otro tipo de tareas, además de caros.

Por tanto nos tenemos que ir a la gama alta, a los i7, que nos ofrecen cuatro núcleos físicos y otros cuatro virtuales para asi “descargar” el procesador cuando este tenga mucha carga de trabajo. Se comporta igual que el i3, cuando es necesario divide sus núcleos para conseguir un mayor rendimiento y evitar que se colpase el procesador. Esto tiene sus pros y sus contras. Por un lado tenemos una gama de procesadores muy potentes capaces de realizar cualquier tarea y con resultados muy satisfactorios, pero, ¿realmente merece la pena teniendo en cuenta que se encuentran por unos 300 euros más o menos  y que su rival en AMD cuesta la mitad y con ocho núcleos físicos? La respuesta es SI, son mucho más estables los i7 y muy recomendables si tienes presupuesto para comprarlo. AMD es una gran alternativa si tenemos un presupuesto reducido, pero para trabajar no hay duda, si puedes permitirtelo, elige un i7.

Nosotros recomendamos el Intel 1150 core i7 4790 o el i7 4790k, el primero si no quieres hacer overclock en el futuro y prefieres ahorrarte unos treinta euros, o el 4790k si quieres que este procesador tenga una gran longevidad. Elijas el que eligas, sin duda, será una gran elección, damos fe. Podemos encontrar en Amazon el i7 4790k por unos 320 euros y el i7 4790 por unos 280 euros aproximadamente.

EN CONCLUSIÓN

Intel, a día de hoy gana la carrera, y de lejos a AMD, puesto que su principal punto debil es el precio, por lo demás son casi perfectos en la gama media-alta. Un consumo realmente bajo, una eficiencia desmedida y su gran estabilidad proporciona que podamos montar un PC equilibrado y que dure muchos años, siendo el overclock una opción y no una imposición. Si tu presupuesto es ajustado siempre hay alternativas, puesto que no todo son las FPS en los juegos, sino que también hay otros factores como la temperatura, el rendimiento en otro tipo de tareas, etc. Por ejemplo podemos montar un AMD FX 6300 con una GTX 960 a un precio bastante bajo, unos 300 euros, consiguiento más de 40 fps en juegos next gen a 1080p y con casi todo en alto. Por otro lado, podríamos montar un i3 4160 con una r7 370x en las que obtendríamos más o menos la misma tasa de fps por el mismo precio, ganado en consumo (más bajo) y estabilidad, aunque por otro lado perdiendo en tareas que requieran más de 4 núcleos, por ejemplo, convertir videos mientras juegas y grabas (Youtuber).

GTA V CUSTOM 1080p R7 370

intel 1150

Como vemos en el gráfico, los procesadores intel estan por encima de los de AMD si tenemos en cuenta los aspectos que venimos comentando a lo largo del artículo, estamos ante tasas de imagenes por segundo muy altas a un precio bastante asequible, ya que usamos una R7 370, una tarjeta gráfica ecónomica y potente. La configuración que hemos usado ha sido todo en alto menos sombras en medio, densidad de la población baja y distancia de escalado bajo. Los filtros FXAA los hemos dejado activados y los filtros MSAA los hemos dejado en x8.