Ya esta aquí, tras su anuncio oficial el 7 de Mayo de 2016 y su posterior puesta en venta el 27 de Mayo (en EEUU), ya estamos en condiciones de hablar detenidamente sobre la Nvidia GeForce GTX 1080, la nueva generación gráfica basada en la nueva arquitectura ‘Pascal’, la cual esta sometida a un proceso de fabricación de 16nm, lo cual se traduce en un mayor rendimiento y un menor consumo. Aunque antes de lanzarse a la piscina, hay que tener en cuenta algunos factores, ¿merece la pena cambiar de tarjeta gráfica?, ¿hay mucha diferencia entre una GeForce GTX 980 ti y una GeForce GTX 1080? A lo largo de este articulo iremos aclarando tus dudas, prepara palomitas y saca tus propias conclusiones:

Características técnicas

La Nvidia GeForce GTX 1080 es sinónimo de eficiencia y potencia, ya que promete ser más rápida que un SLI de GTX 980 o que la propia Titan, por lo que, para los más entusiastas, esta tarjeta gráfica es una apuesta segura. La Geforce GTX 1080 está basada en el silicio ‘Pascal’, el cual funciona a 2560 CUDA Cores capaces de trabajar por encima de 2Ghz.

Aunque no es todo lo buena que podría, ya que en el modelo de referencia estamos hablando de unas frecuencias Base de 1607 Mhz y un Boost de 1733Mhz, lo cual es excesivamente bajo, lo que demuestran que vendrán capadas para no hacer frente a las futuras Titan. Otro aspecto negativo de las GeForce GTX 1080 son sus 8 GB de memoria GDDR5X, que dan una banda ancha de 320 GB/s, por lo que la memoria HBM tendrá que esperar para futuras tarjetas, una pena.

Por otro lado, esta nueva generación, será compatible con las nuevas tecnologías de Nvidia:

  • Nvidia Ansel (Capturas de pantalla en 360º)
  • Multi-Projecton
  • VR Ready
  • Nvidia G-Sync
  • SLI (físico)

Además de la compatibilidad con las API DX12 y 12_1, Vulcan y OpenGL 4.5.

En cuanto a temperatura/consumo, la GeForce GTX 1080 necesita una potencia de 180W, lo que se traduce en un conector PCI-Express de 8 pines (puede lastrar el OC en los modelos de referencia), con una temperatura media de 60º en juego, aunque se supone que es capaz de soportar hasta 94ºC.

Por otro lado, la conectividad de la gráfica solo está disponible a través de DiplayPort (1.2, 1.3 y 1.4) así como HDMI 2.0.

Por que elegir la Nvidia GTX 1080 frente a la serie 900

Esta pregunta es la clave de todo el que quiera hacer el desembolso que implica comprar una GeForce GTX 1080 (599$, unos 799 € con impuestos importandola), y como siempre decimos, todo dependerá de tus necesidades, ya que es obvio que si vas a montar un PC nuevo está claro que merece la pena gracias a su rendimiento, bajo consumo y temperaturas.

La contraparte está en que actualmente solo se encuentra en venta el modelo de referencia, el cual, como hemos comentado, debido a su sistema de refrigeración y su conexión PCI-E de 8 pines, el Overclock está capado, así que los más entusiastas deberán esperar a los modelos ‘Custom’ para poder ver lo que la GeForce GTX 1080 es capaz de hacer.

Por tanto, si ya dispones de una GeForce GTX 980 o similiar, no pierdas la cabeza por venderla, ya que en algunos foros la oferta de esta tarjeta bajo el motivo ‘para comprar la 1080’ se ha disparado de forma significativa. Esta claro que es buen momento para vender, aunque también lo es para esperar, ya que si tienes ya una GTX 980 o superior, el modelo de referencia de la GeForce 1080 puede dejarte un sabor agridulce si quieres exprimirla, por lo que esperar a los modelos ‘Custom’ (que detallamos más abajo) no es descabellado.

Pros GeForce GTX 1080 Stock Contras GeForce GTX 1080 Stock
Menor proceso de fabricación (16nm vs 28nm) Overclock muy limitado
Consumo y temperaturas relativamente bajas Sistema de refrigeración pobre
Rendimiento muy superior a la anterior generación Como siempre, el precio
Perfecta para los jugadores más exigentes o trabajar  Sin memoria HBM

Nvidia GeForce GTX 1080 ‘In Game’

Hablar de las características técnicas de la GeForce GTX 1080 esta muy bien, aunque esta claro que lo importante es saber como responde ante los juegos actuales, y la verdad es que tiene un rendimiento impresionante, superando en casi 40 FPS a la GTX Titan X, eso sí, a una resolución de 1080p.

A una resolución de 2k (1440p) la GeForce GTX 1080 también sale ganando en juegos actuales, con más de 40 FPS por encima de la GTX 980 ti o 25 de la Titan X. Por lo que queda claro que para los jugones más exigentes es sin duda la mejor opción.

Nvidia GeForce GTX 1080 modelos ‘Custom’

graficas-gtx-1080

Ya hemos visto las características técnicas de la tarjeta gráfica, así como los pros y los contras de los modelos de Stock, por lo que la conclusión esta clara, por un poco más es mejor optar por un modelo ‘Custom’, por lo que vamos a analizar los modelos que se han anunciado hasta ahora, para que cada uno, en función de sus necesidades saque sus conclusiones.

Frecuencia Stock Boost
Asus ROG Strix GTX 1080 ? 1936 Mhz
Colorful GTX 1080 iGame 1708 Mhz 1847 Mhz
EVGA GTX 1080 Classified ? ?
EVGA GTX 1080 FTW ? ?
EVGA GTX 1080 Hydro ? ?
EVGA GTX 1080 SC 1708 Mhz 1847 Mhz
Gainward GTX 1080 Phoenix GLH 1708 Mhz 1847 Mhz
Gigabyte GTX 1080 G1 Gaming ? ?
Inno3D iChill Herculez x3 GTX 1080 ? ?
Inno3D iChill Herculez x4 GTX 1080 ? ?
MSI GTX 1080 Aero 1607 Mhz 1733 Mhz
MSI GTX 1080 Armor 1657 Mhz 1797 Mhz
MSI GTX 1080 Gaming X 1708 Mhz 1847 Mhz
MSI GTX 1080 Sea Hawk 1708 Mhz 1847 Mhz
Palit  GTX 1080 Gamerock 1645 Mhz ?
Palit  GTX 1080 Super JetStream 1708 Mhz 1847 Mhz
Referencia (Founders Edition) 1607 Mhz 1733 Mhz
Zotac GTX 1080 AMP! ? ?
Zotac GTX 1080 AMP! Extreme ? ?

Es obvio que comprar el modelo de referencia no tiene sentido, en primer lugar porque todo apunta a que sea incluso más caro que los modelos ‘Custom’, y por otro, el sistema de refrigeración deja mucho que desear, por lo que subir la frecuencia de nuestra tarjeta puede suponer un problema (solo un conector de 8 pines).

En conclusión

Como hemos visto, la Nvidia GeForce GTX 1080 ofrece mejoras muy sustanciales sobre la serie 900, la generación anterior. Un rendimiento muy superior en videojuegos, un consumo inferior, más memoria Ram bajo la tecnología GDDR5X o unas temperaturas muy bajas son motivos suficientes para pensar en dar el salto a la serie 1000 de Nvidia. Aunque no todo es brillante, sobre la GeForce GTX 1080 pesa la sombra de tener un Overclock muy limitado, siendo palpable la imposibilidad de superar los 2.000 Mhz, incluso en modelos custom, así como un precio absurdo en la versión de Stock y un sistema de refrigeración que, sin duda, deja mucho que desear.

Si necesitas una gráfica potente, y quieres dar el salto a esta nueva generación, la Nvidia GTX 1080 es la mejor opción a día de hoy, siendo la tarjeta gáfica más potente del mercado, aunque por desgracia, no se encuentra aún a la venta en España.