La fuente de alimentación o PSU es una parte de nuestro PC que pasa siempre de inadvertida, puesto que a primera vista, no nos da un rendimiento extra o una mejora significativa en nuestra configuración. Por estos motivos, solemos recortar en este aspecto, comprando fuentes de dudosa fiabilidad y sin certificación.

Esto en principio no es malo, a ver, si compramos una fuente de alimentación o PSU de marca “china” a un precio muy bajo para un equipo básico, no vamos a correr ningún tipo de riesgo (véase B-MOVE, algunas TACENS, NOX etc), pero la cosa cambia cuando montamos un equipo que exija potencia debido a una gráfica potente o un procesador de consumo alto.

Una fuente de alimentación o PSU sin certificación son uno de los lastres a la hora de montar un PC, por un precio muy bajo y una supuesta potencia muy alta (700-900w) son las que solemos montar en alta gama, pero, el amperaje de estas y la falta de certificación hacen que esta potencia no sea real, para que nos entendamos, pueden llegar a picos de 700-900w, pero no son constantes, por lo que si montamos un PC de gama alta (un FX 8350 con una R9 390 por ejemplo) tendremos, sin ningún lugar a dudas, un PC muy inestable.

Por ello vamos a daros una serie de consejos para que, a la hora de elegir una fuente de alimentación o PSU, no te lleves un chasco y evites que tu PC se reinicie de forma indeseada.

LAS FUENTES DE ALIMENTACIÓN BUENAS BONITAS Y BARATAS NO EXISTEN

No queremos crearte falsas expectativas, una fuente de alimentación buena, bonita y barata prácticamente no existe, una fuente barata tiene sus virtudes y sus defectos, al igual que una fuente cara. Todo el mundo comente el fallo a la hora de montar un PC de elegir la fuente que más se ajusta al presupuesto deseado, nosotros mismo en algunos presupuestos, recortamos en este aspecto, pero lo recomendable es invertir un poco más en la fuente de alimentación.

Existen fuentes de alimentación certificada, modular, potente y con un precio muy bajo, como la Tacens Valeo. ¿Realmente es tan buena como parece? Desde nuestro punto de vista tiene sus luces y sus sombras. Por lo general es una fuente buena por lo que ofrece y al precio que está, pero el amperaje que tiene en el carril de 12V es un poco bajo en comparación con otras fuentes, pero, lo que más nos preocupa de todas las fuentes TACENS es su certificación, puesto que ellos aseguran que la tiene, pero con el tiempo se ha ido demostrando que las fuentes de alimentación TACENS/MARS GAMING no están certificadas. Os pegamos un fragmento de un artículo publicado por Real Hard Tech:

“No hace ni un año que Tacens anunció su linea de fuentes de alimentación “Valeo V”, compuesta por tres modelos de 700W, 800W y 900W. En la página de la empresa certificadora de la efeciencia energética “PlugLoad Solutions” apareció publicado que los tres modelos lograban superar el test que les otorgaba la certificación 80 Plus Silver. Estudiando la certificación un usuario avanzado es capaz de saber el fabricante de la fuente de alimentación. En este caso se trataba de Enhance Electronics, siendo los modelos en los que se basaban los siguientes: EPS-1270, EPS-1280 y EPS-1290.

 Semanas más tarde Tacens pone a la venta la gama Valeo V y…¡Oh sorpresa!… estas fuentes no tienen nada que ver con las que se certificaron. Las verdaderas Valeo V fueron fabricadas por Andyson, y a día de escribir este artículo, su efeciencia no ha sido certificada. Sin embargo Tacens coloca el logo de la certificación 80 Plus Silver en el producto y lo anuncia así en su página web.”

Nosotros no vamos a desaconsejar su compra, porque dan muy buenos resultados, pero fíjate muy bien en nuestros presupuestos, porque algunos modelos dan problemas según la configuración del PC (por ejemplo la MARS GAMING MP700 con un i5 de stock y una r9 290x se antojaba inestable). Por lo que preguntar antes de comprar es un acierto.

LA CERTIFICACIÓN ES IMPORTANTE

La certificación de una fuente de alimentación viene de parte de un organismo privado denominado 80plus, los cuales someten a estudio las fuentes de alimentación del mercado para comprobar su eficiencia. Una fuente con este sello, garantiza un ahorro en la factura de la luz, así como un rendimiento acorde a la potencia de nuestra fuente de alimentación.

80plus_fuente_de_alimentacion_psu

Como vemos en la gráfica, dependiendo de la certificación de nuestra fuente de alimentación la eficiencia de esta cambiará, garantizandonos como mínimo un 80% de la potencia real de nuestra fuente.

Aunque cabe destacar que, como todo en esta vida, esta certificación la da un organismo privado, por lo que se lucra con los análisis efectuados a las fuentes, pudiendose considerar un arma publicitaria, por lo que no solo nos centraremos en la certificación a la hora de comprar una fuente de alimentación.

COMO SABER CUANTOS WATTS NECESITO

A simple vista puede parecer la pregunta del millon, pero no es para tanto. Mucha gente se guía por las calculadoras de algunas marcas para saber cuánto necesitamos, pero como siempre, están enfocadas a vender sus propias fuentes de alimentación, por lo que quizás no sean del todo precisas.

Por ello, calcular la potencia que necesitamos en más sencillo, en primer lugar entra en la página web del fabricante de tu procesador y de tu tarjeta gráfica, en la que se especifica perfectamente la potencia necesaria para que funcionen correctamente.

En segundo lugar, con la tabla de arriba, calcula la potencia real de tu fuente, por ejemplo una fuente de 700W con una certificación 80PLUS Silver sería: 700 x 85% =637,5W.

Si el consumo de tu procesador y gráfica está entorno a los 600W (sería raro) necesitarías una fuente más potente, es recomendable dejar un colchon de unos 50 – 100W para evitar sustos.

MODULAR O NO MODULAR, ESA ES LA CUESTIÓN

Para nosotros que una fuente sea modular es un aspecto secundario, pero no por ello no vamos a tratarlo. Una fuente modular tiene la gan ventaja de solo usar los cables que necesitamos, por lo que, a la hora de gestionar el cableado en nuestra caja, así como mejorar el “airflow” de esta puede ser relativamente importante, así como la comodidad que otorga.

La gran desventaja de este tipo de fuentes de alimentación es el sobre-precio, si ya estamos pagando de más por su certificación, pagar de más por ser modular puede desembocar en fuentes de alimentación de más de 100 euros.

Por lo tanto, prioriza antes en calidad que en que sea modular, hay marcas “blancas” que ofrecen fuentes modulares por unos 30 euros, pero son ruidosas e inestables, no te ciegues en este aspecto.

LA GARANTÍA DE TU FUENTE DE ALIMENTACIÓN

Pagar un sobreprecio en una fuente de alimentación nos suele dar dolor de barriga, pero no sabemos que estas fuentes de calidad alta (Antec, XFX, Corsair, Supernova, Enermax…) son fuentes que por lo general suelen ofrecer una garantía de 5 años o más, mientras que las fuentes económicas ofrecen 1 + 1, es decir un año de garantía más otro año por ley, tramitable directamente con el fabricante.

Por tanto, que una fuente este cubierta durante mínimo 5 años, es sin duda un plus a la hora de invertir en este aspecto.

EN CONCLUSIÓN

A la hora de invertir en un PC durardero no es ninguna tontería invertir un poco en la fuente de alimentación o PSU, sobre todo por la fiabilidad. Cuando decidimos dar el paso es normal estar perdido, por ello es importante buscar fuentes certificadas, para conseguir la máxima eficiencia posible. Es importante también saber cuantos watts necesitamos y, para ello, tendremos que investigar en la página del fabricante de nuestro procesador y tarjeta gráfica, y, por último, es importante saber cuantos años de garantía nos da el fabricante, para así estar salvaguardados el mayor tiempo posible. Y sobre todo recuerda, a la hora de jugar, Mejor en Pc.