Los jugadores asiduos al mundo del PC saben que tener un buen mouse gamer (o ratón) tiene un gran impacto dentro de las partidas, sobre todo en el mundo competitivo, pudiendo marcar la diferencia en algunos casos. Pero lo cierto es que, como siempre, decidirse por un mouse puede ser un verdadero dolor de cabeza, por ello vamos a analizar los aspectos fundamentales para elegir un buen mouse gamer: Tipo de agarre, DPI, botones extra, tamaño, forma, peso y sobre todo, el precio.

Tipo de agarre – Lo fundamental

Lo más importante es sin duda  la comodidad, ya que largas horas de gaming puede hacer que nuestras muñecas se resientan. Por eso algo fundamental es la forma en la que agarra el mouse. Este agarre es algo fundamental, ya que elegir el mouse incorrecto puede provocar incomodidades. Los mouse gamer (o ratones) suelen ser de tipo híbrido (sirve para cualquiera), pero existen modelos específicos para cada forma de agarre:

El agarre de tipo Palma o ‘Palm’ es aquel en el que la mano reposa sobre toda la superficie del mouse. Los gamers que usan este tipo de agarre prefieren un mouse gamer grande y ergonómico para que la mano no se resienta durante largas horas de gaming.

Por otro lado otro tipo de agarre muy común en los gamers es el tipo Garra o ‘Claw’ en el que la mano queda suspendida sobre el mouse formando una especie de garra con la mano. Estos modelos suelen ser más pequeños y ágiles, aunque no por ello dejan de ser ergonómicos.

Por último el agarre tipo híbrido o ‘Tip’ es una mezcla de los anteriores dos. La mayoría de mouse gamer del mercado son válidos para estos jugadores, aunque siempre se decantarán por el que se sientan más cómodo.450_1000

Algunas marcas crean ratones de Garra y Palma para zurdos, aunque lo estándar son modelos híbridos con botones en ambos lados para que sean tanto aptos para diestros como zurdos.

DPI – Puntos por pulgada

El DPI o Puntos por pulgada determina la sensibilidad del mouse, influyendo, sobre todo, en la precisión. Aunque lo cierto es que este aspecto no es tan influyente como podría parecer y, por desgracia, se usa como marketing al igual que pasa con los Hercios en los televisores (como vimos en este articulo) o en la RAM de las placas de vídeo.

En general, un mouse estándar suele tener 1.000 DPI lo cual es suficiente para tareas normales de escritorio, pero para jugar, en función de la resolución necesitaremos cierta cantidad de DPI, os dejamos una tabla para elegir bien vuestro mouse gaming en función de vuestra resolución:

720p 1500 DPI
900p 1500 – 2500 DPI
1080p 2500 – 3000 DPI
1440p 3600 – 4000 DPI
2160p más de 4000 DPI

En general, y para no equivocarnos con los puntos por pulgada en nuestro ratón gamer lo más lógico es adquirir uno que permita configurar los DPI de forma manual, consiguiendo así saber como nos sentimos más cómodos. Los DPI influyen más en trabajo fotográfico que a la hora de jugar.

dpi-alto-bajo

Sensor óptico y sensor láser

Un mouse (o ratón) óptico emplea un sensor LED que detecta los cambios que se producen en la superficie, estos mouse son los más comunes en el mercado y sus costes de producción son más bajos.

Estos sensores son los más habituales para tareas de escritorio, ofimática e internet aunque existen modelos con DPI altos que son más que suficientes para jugar, aunque lo recomendable para gaming competitivo son los láser.

Los mouse láser suelen tener un precio bastante alto en comparación a un mouse óptico, y hacen uso de un sensor láser que reconoce con una alta precisión la superficie sobre la que se usa.

Las ventajas de este tipo de mouse, en el gaming, es que pueden detectar una resolución mucho más amplia que las demás tecnologías. No solo son eficaces para jugar (gaming) sino que también para diseño gráfico y otras tareas que requieran una gran precisión.

Otros aspectos a tener en cuenta

Con todo lo que hemos visto hasta ahora no deberías tener problemas a la hora de elegir un mouse gamer, aunque existen otros aspectos a tener en cuenta y que puede influir de forma positiva (o negativa) en nuestra experiencia de juego.

El peso del mouse es un aspecto a tener en cuenta y al que no solemos prestarle atención. Elegir un mouse gamer que permita configurar el peso (con ‘balas’ de metal) puede influir de forma muy positiva en nuestras partidas, tenlo en cuenta.

Los botones extra de nuestro mouse gamer puede ser otro aspecto bastante reseñable y atractivo. Lo habitual en un mouse gamer es que incluya dos botones a los lados y que estos se puedan configurar, aunque existen modelos que incluyen incluso 5 u 8 botones extra, como el Razer Naga, lo cual es perfecto para juegos de tipo MMO.

Mouse Gamer – Conclusiones

A la hora de elegir un mouse gamer tienes que tener muy en cuenta de que forma usas el mouse, es decir, el tipo de agarre que tienes para evitar así posturas incomodas y disfrutar de forma cómoda largas horas de gaming, ten en cuenta, además, que existen modelos que permiten regular, incluso, el peso.

Por otro lado elige un ratón láser para jugar y con más de 2500 dpi para tener una experiencia de juego más precisa. La mayoría de ratones láser permiten configurar los DPI y así conseguir jugar de la forma más cómoda posible.

Por último ten muy en cuenta a que títulos juegas, ya que si juegas a MMO es probable que necesites botones extras en el ratón para conseguir cierta ventaja y sobre todo una mejor experiencia de juego.