A la hora de montar un PC, invertimos muchísimo tiempo en elegir los componentes más adecuado, comparando precios, consumo, potencia, etc… pero, muchas veces, olvidamos dedicar un mínimo de tiempo a la elección de la caja o barebone, la cual tiene más importancia de la que puedes imaginar. En este post vamos a intentar “destripar” los aspectos más básicos e influyentes a la hora de elegir entre todas las cajas y barebones.

DIFERENCIA ENTRE CAJAS Y BAREBONES

Entrando en materia es importante diferenciar estos dos conceptos, ya que, aunque abarquemos ambos términos, es importante saber que es cada cosa, ya que entre ambos hay diferencias muy notables.

Una caja es, como todos conocemos, donde ubicaremos todos los componentes de nuestro PC (Placa base, procesador, fuente, memoria ram, discos duros, tarjeta gráfica… etc).

Por otro lado, un barebone, es una caja pre-ensamblada que incluye fuente de alimentación y placa base, y suelen ser ensambladas por marcas reconocidas. MSI por ejemplo, monta barebones con fuente de alimentación y placa base de la misma marca, por lo que para funcionar simplemente debemos montar los componentes restantes.

Por lo general, los barebones tienen precios más altos que las cajas con los mismos componentes, por lo que depende de uno mismo determinar cual se asemeja más a nuestras necesidades.

CAJAS Y BAREBONES – ASPECTOS A TENER EN CUENTA

En lo primero que nos fijamos a la hora de elegir una caja es su diseño, pero no tenemos aspectos fundamentales que, en el futuro nos pueden pasar factura, y todos hemos pasado por ahí. Te damos unos consejos para que no cometas los mismos errores que nosotros 😀 .

1. LA VENTILACIÓN

Puede parecer una tonteria, pero es el aspecto más importante de todos. Puede ser un quebradero de cabeza mantener la temperatura de nuestro procesador y nuestra gráfica, y más aún en verano. Esto suele ocurrir por una mala ventilación de la caja. Como vemos en este artículo, puede ser culpa nuestra (mala colocación de los cables, ventiladores mal puestos, etc), pero la mayoría de las ocasiones suele ser por la propia estructura de la caja, la cual, no favorece el paso del aire frío y la extracción del aire caliente dentro de esta.

Por tanto, el mínimo de una caja es que soporte ventiladores de 120mm, los cuales favorecen a la entrada/extracción de aire sin hacer un ruido excesivo (Los ventiladores más pequeños, por lo general, son más ruidosos).

Para un equipo básico, quizás no sea algo influyente, ya que por ejemplo en nuestro PC de 350 € las temperaturas siempre se mantienen estable con una caja básica. Pero sin embargo, un equipo con una tarjeta gráfica potente y un procesador desbloqueado si nos puede traer de cabeza.

 – Elije siempre cajas que soporten 3 ventiladores de 120mm
– En caso de querer instalar refrigeración líquida comprueba que, en la parte superior o en la frontal, se puedan instalar radiadores (mínimo 2x12cm).
– Comprueba que las bahías de los discos duros o los cables de la propia caja no entorpezcan el paso del aire.
– No instales más ventiladores por el hecho de tener espacio para estos, hazlo como recomendamos en este post.

2. PUERTOS USB Y CONEXIONES EXTERNAS

Es otro aspecto a tener en cuenta a la hora de escojer una caja o un barebone. Puertos USB 3.0 frontales, lector de tarjetas, controlador de revoluciones de ventiladores (rehobus).

Son complementos para nuestra caja, pero son muy útiles y necesarios, por lo que estate atento a la hora de escojer una caja.

3. GESTIÓN DEL CABLEADO

Hay cajas que favorecen la gestión del cableado. Esto no solo favorece al “airflow” de nuestra caja, sino que también para la presentación de esta, por lo que si tiene ventana, se agradece que los cables no se vean, o que la fuente venga tapada. Preguntar en Amazon que tal es este aspecto a la hora de comprar una caja es una gran idea.

4. EL FACTOR FORMA Y EL DISEÑO

Para emepezar, si compras una placa base ATX y una caja mini-ITX no va a entrar la placa dentro de la caja, y no, no estamos de cachondeo, es muy importante mirar que la caja es compatible con el tamaño de nuestra placa base. En este post sobre todo lo que necesitas saber sobre estas esplicamos todos los factores forma, por lo general, cajas ATX soportan el resto de placas, pero es importante comprobarlo para evitar sustos de última hora.

5. PLACA Y FUENTE DEL BAREBONE

Este aspecto es exclusivo para el barebone. Asegurate que la placa base es completamente compatible con el resto de componentes de tu PC (aquí tienes más información) y que la fuente tiene la suficiente potencia para mantener el equipo. Recuerda que un barebone, al venir pre-ensamblado, es muy complicado cambiar estos componentes.

 EN CONCLUSIÓN

Asegurate que a la hora de elegir tu caja o barebone la ventilación de esta es buena, nos ahorrara muchos quebraderos de cabeza en verano y evitaremos sustos si vives en una zona especialmente calurosa.

Asegurate también de que las conexiones de las cajas y barebones son las que necesitas, los puertos USB 3.0. frontales son muy útiles.

La gestión del cableado, factor forma y el precio son cosas que dependen de uno mismo, pero es importante tenerlo en cuenta a la hora de escoger las cajas y barebones para nuestro equipo.